martes, 2 de septiembre de 2008

Inmigrantes


Hace años que vengo observando y comentando sobre el contínuo empeoramiento del servicio de hostelería, al menos en mi ciudad. Será por la multitud de oferta de bares, el buen clima, el buen talante de la gente, ... que todo se perdona. Pero es que apenas recuerdo lugares donde te sirvan y cuando te vayas, sientas la satisfacción de un buen servicio e incluso te animes con gusto a dejar una generosa propina. Hablo de tabernas, bares de tapas y veladores, no ya de restaurantes más lujosos, que también...

No sé si os observareis lo mismo, el caso es que ya la mayoría de camereros apenas hacen porque uno se sienta a gusto, se conforman con tomarte la nota y poco más, muchas veces parece que realmente hacen un favor por atenderte, hay que llamar reiteradamente para que al menos se dignen a mirar, (en eso son especialistas, si están ocupados se convierten en "ciegos", bastaría un "enseguida estoy con usted..."). En temporada alta, cuando se llenan las mesas alegan "falta de personal", para justificar las tardanzas, equivocaciones, y malas respuestas.... no cuela. Pides la lista o alguna sugerencia, y practicamente te relatan lo primero que se les viene a la mente, con desgana, o peor, al cabo del rato de pedir lo que te gusta, te vienen con un "Se nos ha acabado", (¡eso se dice antes, no cuando ya me he tomado toda la bebida!). Abusos con los precios (que suben de forma sospechosa), platos fríos o mal cocinados, no te ponen una mínima pieza de pan (!), refrescos y cervezas que sirven mal y tarde... en fin, y si te vas sin dejar algo, malas caras. Por cierto, que hace poco ví en televisión una encuesta en la que preguntaban qué cantidad "había que dejar" de propina, lo cual me pareció aberrante. Daban a entender que uno era un agarrao si no se dejaba unos euros, porque era la costumbre. Sólo una persona mencionó que la dejaba en función del servicio prestado y la satisfacción global, y claro, ahí la cosa cambia.

Todo lo que escribo son tópicos, sí, lo sé, ¿pero estoy pidiendo mucho?, no creo. El problema es que con el paso del tiempo pareciera, por repetición, por ser cada vez más frecuente, que es lo normal, y de esta forma vamos mal "acostumbrandonos" a que las cosas sean así porque sí. Tener que admitir que si uno sale a comer por ahí, tenga casi que mendigar por un servicio que luego paga, no lo olvidemos, y bien caro que se paga ya!, y tragar sin rechistar con los abusos pues como que no me convence. La famosa frase de "El cliente siempre tiene la razón", tan manída y olvidada, no debería dejar de sonar en nuestra memoria. Tanto que cuando se habla de crisis en el sector, nadie se para a pensar que aparte de la economía recesiva existen otros factores clave para que el negocio funcione, como es el trato a los clientes. Que me perdone la gente que trabaje en esto, conste que entiendo que es un trabajo duro y generalmente mal agradecido.
--x--

Por eso últimamente me estoy quedando grátamente sorprendido al entrar en locales, tiendas, bares, etc, regentados por inmigrantes (da igual si son sudamericanos, chinos, marroquíes...), que me reciben con un calor y una amabilidad que no experimentaba desde hace años. No sé si debido a la sutil diferencia cultural o a las ilusiones que ponen para sacar adelante sus vidas aquí, tan lejos de sus familias y países pese a las condiciones de trabajo a las que están sometidos; pero el caso es que ese "toque amable" me gana como cliente.

Desde aquí quería agradecer pues a todos ellos el esfuerzo doble que hacen por venir a este país cada vez más hostil, y tener fuerzas para atendernos con su mejor cara. Hace poco, tras pagar un par de cafés en un bar, la chica de la barra, colombiana creo que era, me despidió con un "que tenga un buen día", sincero, simple y cálido, que me sacó una sonrisa de agradecimiento que duró todo el día.

¿Tanto esfuerzo requieren esos pequeños detalles que definen el "ser amable"?

--x--
P.D.
Buscando noticias sobre este asunto, se da como explicación al descenso de calidad del servicio a que son trabajos duros y mal pagados, hay pocos profesionales formados, que acaban en hoteles y restaurantes. Los pequeños negocios familiares van cerrando por no tener quien quiera hacerse cargo o se traspasan a inmigrantes, que sí están dispuestos a ello.(http://kobason.spaces.live.com/blog/cns!C873246EA6369396!14829.entry)
(http://www.diariosur.es/prensa/20070518/malaga/bares-restaurantes-encuentran-trabajadores_20070518.html)

Por eso me parece muy positivo que se fomente de alguna manera este tipo de negocios, al fin y al cabo, el Turismo es la primera fuente de ingresos de nuestra comunidad, Andalucía, y la hostelería es un pilar fundamental en ese campo. (http://www.diariocordoba.com/noticias/noticia.asp?pkid=422287)

Quizás para afrontar la crisis, el mejor remedio sea el positivismo, mucho trabajo y menos fiesta, con una sonrisa, como dicen ellos: (http://www.tribunalatina.com/es/viewer.php?IDN=8147)

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...