jueves, 25 de septiembre de 2008

Las Cuerdas del Destino


A veces pienso que el transcurso de una vida es como un hilo en un telar de tejer tapices. Cuerdas de distintas longitudes, colores y procedencias, que parten de su base y poco a poco son entrelazadas y anudadas formando formas y maravillosos dibujos en el tapiz.

Algunas cuerdas se entrelazan infinitud de veces, otras sólo algunos nudos. Unas son construidas con caros y delicados materiales, otras quizás se deshilachen antes de tiempo. En cualquier caso todas y cada una aportan un fragmento fundamental y conforman detalle a detalle la preciosidad de la imagen en su conjunto.

Sólo desde la perspectiva subjetiva del Tejedor es posible ver el Todo. Él es quien sabe qué, cómo y cuándo los hilos engarzarán y visualiza el dibujo al completo desde su origen.

Esa Cuarta Dimensión nos es inaccesible. En nuestro espacio-tiempo vital sólo poseemos el recuerdo de los nudos que llevamos atados y los cruzados que hemos vivido desde el origen de la cuerda. Es en el momento que acaba esta vida, el instante en el que mirando atrás, compruebas finalmente cómo se ha integrado nuestra cuerda con quienes hemos compartido enlaces en el dibujo.

Para nosotros, desde nuestra perspectiva vital, es un misterio que entrecruzamientos de hilos lejanos en tiempo, distancia y origen, resulten ser momentos y piezas fundamentales para conformar una sola imagen presente. Nada es casualidad ... se decía por ahí. Un Plan Maestro que sólo puedo justificar desde el razonamiento de que existe esa Presencia que mueve continua e inteligentemente la maquinaria del telar, conformando la figura.

P.D. No sé cómo acabará el reciente anuncio de la unión de nuestros hilos con otros dos, en pocos días, pero estoy seguro que el que controla el telar, sabe lo que se hace. Empezaremos juntos una figura nueva del tapiz, y me estremezco al corroborar que los dibujos de partida que unen, han tenido unos orígenes tan misteriosamente remotos como paralelos...


Ha llegado el momento... voy a estar ausente algún tiempo... je,je,je

4 comentarios:

Valeria dijo...

Hola Juajo, me gustó la metáfora, describe la vida y el destino de una manera que yo misma pienso muchas veces ... pero lo que me estremeció fue lo del final ... no sé de qué se trata, pero se nota que es algo trascendente. Espero que la ausencia no sea muy prolongada. Besos!!

Susana dijo...

¿Ahora que vuelvo te vas?

He estado un poco autista, reintegrando momentos en los que creo que crucé varios hilos en el telar de alguien que no conozco aún. Pero ¡Ya ves! Al final todos aquí.

Sigo estrujándome la cabeza por mi incapacidad para encontrar un trabajillo estable. Me parece tan surreal, como el telar que mi vida está tejiendo por libre.

Un saludo y muchos besos

Bet del Mar dijo...

Hola Juanjo!! visitándote en tu ausencia... desde aquí mis mejores deseos y que esos hilos que recientemente se unen a tu vida te colmen de dicha y aprendizajes... sin duda, serán los más reveladores del todo el telar ;-)
Abrazos y Felicidades!!
BeT

Susana dijo...

Hola Juanjo, ya ves... echando de menos tus posteos...

Espero que todo esté bien.
Un saludo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...