viernes, 20 de mayo de 2016

Dedicación a la Innovación

Siendo la misión principal de mi Departamento el soporte informático al usuario interno junto con el mantenimiento de la infraestructura TIC de la sede, a priori podría parecer que nuestra gestión apenas afecta al ciudadano, por lo que en materia de innovación y Gobierno Abierto poco podriamos hacer. 

Suelo invertir este argumento planteando la visión de que nosotros somos los que estamos en la "trastienda", cual sala de máquinas que mueve el barco al que se asemeja la Administración. Del buen funcionamiento de los engranajes internos dependerá que se llegue a puerto y de que los pasajeros disfruten el viaje. Por tanto, todo lo que podamos mejorar en eficacia y eficiencia redundará en la organización al completo y por ende al ciudadano al que prestamos nuestros servicios.

Así se lo explico a mi equipo, y así ponemos todo nuestro empeño en lograr el objetivo de la eficiencia a la hora de resolver incidencias técnicas, priorizando siempre aquéllas relacionadas con la atención al público que visita nuestras ventanillas.

En este diario suele haber tiempos de menor carga de trabajo. Son esos momentos en los que animo a mi personal a dedicarlo voluntariamente a lo que coloquialmente he llamado "I+D", investigar y desarrollar, aunque englobaría ahí todas aquellas tareas de autoformación, investigación, pruebas, laboratorios, etc... de forma que líbremente, la bombilla se encienda, y surja alguna idea interesante que pueda ser aplicada en nuestros procesos.


Desde mi rol como jefe del departamento, equivalente a una Jefatura de Servicio, la proporción de las tareas que desempeño se asemejan bastante a las reflejadas en el gráfico, acercándose, como no podría ser de otro modo dada la materia que tratamos, a un puesto técnico.

Dedico un tiempo al apartado de "Innovación" considerándolo, como he dicho anteriormente, en su conjunto I+D+i (Investigación, Desarrollo, Innovación), donde la innovación es el resultado de un largo proceso de I+D. Proceso que no siempre sino muy de vez en cuando destila la preciada "i". Puede surgir de la noche a la mañana de una idea feliz en la almohada, o de un golpe en la cabeza contra el lavabo como la que originó "el condesador de fluzo". Pero bromas aparte, lo normal es que sea el fruto de un proceso de maduración, repleto de investigación, pruebas, ensayo y error.

Cuantas más facilidades se les de al equipo para que prueben y experimenten, mayor será la probabilidad de que una de esas ideas afloren.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...