lunes, 15 de octubre de 2007

El "Genoma Informático"

Reflexionaba estos días para mis adentros, como tantas otras veces, tras una serie encadenada de averías en las máquinas que me rodean. Una suerte de fallos, desperfectos, virus, shocks eléctricos, independientes entre sí, a los que sin buscarles conexión probablemente la tengan en el transcurrir de la realidad más allá de lo tangible.



El caso es que llegaba a preguntarme ¿cuál es la pieza más valiosa en un ordenador?, la memoria, el microprocesador, tal vez la placa base?... no amigos/as, es el disco duro!!. Cualquiera de las otras piezas puede ser sustituida por una similiar en cuestión de minutos, suficientes para volver a la normalidad. No así el disco duro, puesto que no basta sustituir un disco averiado por otro nuevo para volver a la normalidad. Falta "LA INFORMACIÓN". El disco lleva añadido el valor de la volátil información.

Es una conclusión sencilla, lo más valioso es la información pues. Pero no siempre le damos la importancia que merece. Siempre se han recomendado las "copias de seguridad", el respaldo de la información relevante. Pero aún teniendo los mejores mecanismos de protección, S.A.Is, discos en R.A.I.D.,... el riesgo de su pérdida sigue acosando tras un desastre imprevisto.

Llamamos a esta era de nuestra civilización, la Sociedad de la Información. Hemos extendido nuestra cultura, conocimiento y creatividad al sistema de información automatizado. Sin duda la velocidad en el tratamiento y telecomunicación han sido claves en nuestro desarrollo. Necesitamos almacenar la información más allá de nuestras mentes, y comunicarla a través de la red universal. Es nuestro personal "genoma de información", como extensión del ser: Nuestros documentos, apuntes, cartas y correos electrónicos de amigos, fotografías, listas, canciones en tu MP3, vídeos caseros, las partidas guardadas de tus videojuegos, la agenda de números de tu movil, tus SMSs, tu blog, tus contactos de messenger, tus enlaces favoritos del navegador, las presintonías de tu radio ...

Intercambiamos mensajes cifrados con tecnología criptográfica sin importarnos los millones de operaciones matemáticas que se realizan en milésimas de segundo, los costosísimos mecanismos de telecomunicación que intervienen en el tránsito, ni percatarnos de que lo que realmente se "desplaza" de una mente a otra es la información, ideas conceptuales, no las palabras, imágenes o sonidos que transmitimos. Pues en la transmisión de un interfaz a otro, lo que se hace es la réplica del dato, no en sí el transporte físicamente. Finalmente, la persistencia de la idea queda fijada en el almacenamiento digital.

Y reflexionaba sobre la responsabilidad creciente de nuestros sistemas informáticos donde descargamos nuestra mente, pues el valor de la pérdida aumenta en forma diréctamente proporcional a los megabytes que vamos almacenando. ¿Has intentado recuperar información de los CDs o DVDs que grabaste hace tres años o más? ... quizás con alguno te lleves una sorpresa!!

¿Debemos confiar nuestra memoria a la tecnología o seguir guardando en el cajón los recuerdos de papel? ... los bosques, por lo visto, no se han percatado aún del impacto tecnológico, seguimos cortándolos cada vez más. Sin embargo la película fotográfica casi pasó a la historia. Es un ejemplo, de que a veces tengo la sensación de que vivimos en el acelerado espejísmo de la tecnología.

Quizás debiéramos mirar a la Naturaleza que sábiamente, preserva la valía de la información que crea la vida en la macromolécula del ADN y la copia en todas y cada una de las células que componen los seres vivos. Cuida la información con los más sofisticados mecanismos biológicos y reproductivos, pues su alteración en unos pocos genes conlleva al fracaso vital. Al mismo tiempo, la transmisión de generación en generación va perpetuando el mensaje desde las prehistóricas amebas al ser humano, con el que comparte genes primigenios.

Espero que los sistemas de almacenamiento portatil tipo memorias flash, alcancen la capacidad suficiente, digamos varios Terabytes, suficientes como para almacenar nuestro "genoma de información" completo y poder replicarlo allá donde vayamos. O bien, confiar en servidores de almacenamiento en la Red, y volcarlo todo allí. A punto estamos de alcanzar la "plena conexión", a internet, movilidad total, con lo que sólo teniendo un interfaz movil a la red, tendremos en nuestra mano la información.

Propongo como idea a los chicos de Microsoft la implementación del sistema de backup que permitiera la organización y transporte sincronizado de los archivos entre distintos dispositivos, de forma transparente al usuario. De momento tenemos herramientas parciales como ActiveSync, las distintas utilidades de gestión de bibliotecas multimedia de Windows Media o iTunes... vamos por buen camino.

P.D.: Sigo contínuamente reorganizando y clasificando mis archivos entre los 4 ordenadores que utilizo habitualmente, con dos pendrives y un recién adquirido disco duro multimedia externo de 400Gb (anuncio proximo post sobre él, jeje).

P.D(2): Última avería: la de mi router que me ha dejado sin internet en casa por varios días, así estaré hasta que me llegue el sustituto... ainssss!

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...