martes, 29 de agosto de 2006

Evasión


Cuando era adolescente y me saturaban las dudas sobre mi existencia, ésas que todos hemos tenido, me venía a la cabeza el sueño de evadirme, desaparecer de este mundo, pero no, no entiendas que quería quitarme la vida... era más bien el sueño de irme a vivir solo a una Estación Espacial Orbital alrededor de la Tierra. Allí, en el silencio absoluto del vacío y la soledad de la oscuridad de la noche perpetua, lejos pero a pocos kilómetros de la gente, sin contacto pero observando; me refugiaría huyendo de todo esto.

Me asaltarían dudas sobre si alguien me recordaría?, alguien se preocuparía por si me había sucedido algo? alguien sentiría algo por mí?...
Esa sensación de autocompasión desaparecía en poco tiempo, las máquinas de la Estación me acompañaban, la inteligencia artificial me daba conversación, la robótica avanzada y la realidad virtual me complacían mis instintos más básicos, los videojuegos me divertían...

Pero lo que descubrí es que en esa situación de aparente paz interior, en ese punto de la nada, el tiempo empieza a correr más rápido, la vida se desvanece como la cola de los cometas... al final, la muerte llega sin más y las máquinas siguen funcionando...

Mi sueño desaparecía en el momento en el que me daba cuenta que esa paz encontrada en la soledad y el aislamiento, sólo lleva al vacío a mi vida. La vida, que es ésta y hasta que se demuestre lo contrario, sólo es una, hay que llenarla de cosas, hay que vivirla intensamente, para que no se desvanezca como los cometas, sin más, para que no se acorte antes de tiempo....
Las penas, las alegrías, los sufrimientos, los amores y desamores, las traiciones y las amistades,las artes, los viajes, la música, .... todo completa el puzzle que hace que seamos personas, y cuantas más piezas pongamos en el puzzle, más rica será nuestra vida, más color tendrá el cuadro al final, y mayor será la influencia que dejemos sobre aquellos de los que nos preguntabamos si se acordarían de nosotros, si sentirían algo por mí.

Yo nunca hice el viaje orbital, pero los que lo hicieron, me confirmaron que no mereció la pena. La Estación Espacial se llamaba Droga...

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...